Represión en Parque Chacabuco

Shirley Ramos, trabajadora despedida de la fábrica textil Mónica Mariel Bolo, comentó  cómo la policía Metropolitana y la Gendarmería los reprimió hace instantes, luego del acampe que llevan adelante en la puerta de la fábrica debido al despido de 80 trabajadorxs.
“Nosotros estabamos esperando una solución y que la dueña salga a charlar con nosotros, cuando la policía nos comenzó a reprimir”, explicó Shirley, que además aclaró que tienen todo grabado y mañana se presentarán en el ministerio de Trabajo. La fábrica trabaja con marcas de primera línea como CheeKy y Zara. Antes de los despedidos ya venían denunciando el trabajo esclavo y los meses que se les adeudaban.
Al momento de la represión, los medios hegémonicos no hacían eco de esta noticia que acaba de suceder y como siempre, los medios populares y comunitarios reflejando la voz de los silenciadxs.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s