“El arte hegemónico ocupa un lugar en las galerías o museos, nosotres elegimos la calle”

De cara al vigésimo aniversario de los asesinatos de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, en Primera Maraña hablamos con Florencia Vespignani, que nos contó los preparativos previos de la jornada cultural del 25 de junio en la Estación Darío y Maxi.

Florencia destacó el rol que tuvo la producción de arte y cultura en la lucha de los movimientos piqueteros y en los reclamos de justicia por Darío y Maxi.: “Fue fundamental la importancia que tuvo la producción artística en todo ese proceso. No sólo producción de individuos o de colectivos, sino una producción colectiva y masiva con anclaje en nuestras luchas”.

Sus dibujos e ilustraciones reflejaron ese proceso y se convirtieron en símbolos de la lucha piquetera. “Personalmente, es muy gratificante, es un honor que mis dibujos hayan podido circular. Y, sobre todo, que hayan reflejado esas luchas y que muchos compañeros y compañeras se hayan identificado, para replicarlos y apropiárselos”, señaló Vespignani.  

Esta producción artística encontró un anclaje territorial-espacial en la ex estación Avellaneda. “La Estación Darío y Maxi fue y es un ejemplo de cómo a través de la lucha se pudo transformar un espacio público, una estación de trenes, muy transitada. Es una es-cultura popular, un espacio recuperado pero público y con reconocimiento oficial a partir del cambio de nombre”.  Y agregó: “es una muestra piquetera en la calle, se toca, se transforma, se cambia, se interviene”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s