Autogestión y Kumbia Queers en el Olga Vázquez

Por Pulso Noticias

El colectivo cultural Arte al Ataque cumple 15 años y organizó un festejo bien contracultural y autogestivo: como destacado de la fiesta tocarán las Kumbia Queers. Desde el programa radial La Primera Maraña entrevistamos a Pat Pietrafesa, histórica bajista y activista

El Centro Cultural y Social “Olga Vázquez” de 60 entre 10 y 11 es un edificio histórico ya en la ciudad de La Plata vinculado a la cultura autogestiva. Dentro de aquella escuela abandonada durante años y que en el año 2003 fue ocupado por diferentes activistas y organizaciones de izquierda y del anarquismo, todavía funcionan diferentes espacios, grupos, equipos, militantes, comunicadores. 

En la asamblea donde participan un movimiento social, un bachillerato popular, talleristas, productivos, biblioteca, también es parte fundadora una agrupación cultural, que realiza intervenciones políticas en diferentes lugares de la ciudad y en redes sociales: “Arte al Ataque”, espacio cultural del Frente Popular Darío Santillan C.P.  

Este sábado el grupo cumple 15 años y realizan un festejo en el mencionado espacio cultural, donde tocará “Kumbia Queers”, el grupo que representa las voces de las luchas de la disidencia, en tonos de cumbia y fiesta. Además de las pibas de K.Q, también habrá Dj´s para el resto de la fiesta, como Dj Lovo y Dj Tiniebla.  Conduce la noche Noche Nacha.

En que anda Kumbia Queers

Desde Pulso Noticias hacemos todos los días la producción del programa radial “La Primera Maraña”, que sale de lunes a viernes a las 8am en Radionauta. El pasado miércoles entrevistamos allí a Pat, una de las integrantes de Kumbia Queers e histórica activista punk. Lee sus recuerdos y su militancia.

La Primera Marañan (LPM): ¿Con qué nos vamos a encontrar arriba del escenario este sábado en los 15 años de Arte al Ataque y qué significa para K Q tocar en el Olga de La Plata?

Pat: Estamos encantadas. El Olga Vázquez para nosotras es un lugar que tiene mucha relación con nosotras, de hecho cuando abrió el Olga Vázquez hicimos nuestro “Festival Belladona” por primera vez en La Plata, hace muchos años. Así que estamos súper súper contentas, felices de poder brindar durante el tiempo que estemos tocando un momento de alegría para nosotras, para la gente que está ahí celebrando y toda esta resistencia, eso es lo que hay que hacer: celebrar en el medio de este caos. Que seguimos adelante con todo y eso es alucinante, así que estamos muy felices. Van a encontrar lo mejor de nosotras. 

LPM: ¿Qué significan todos estos años, también pensado que son 16 años de las K.Q? ¿Cómo se sostiene este proyecto tanto tiempo? ¿Cuál es el secreto de las cumbias?

Pat: Que hacemos lo que hacemos porque nos gusta primero que nada, porque lo pasamos bien y porque nos fuimos transformando. Increíblemente nos fuimos adaptando, como en nuestras vidas también,  a todas las situaciones, por ejemplo, ahora somos cuatro por acá. En Madrid la tecladista está desde mitad de la pandemia y entonces ella está en la música, pero está grabada. Nos encontramos con ella cuando vamos para allá pero quisimos seguir tocando. Antes eran dos cantantes, se fue una y es como que fuimos transformándonos y adaptando y también transformando la música y adaptando todo para poder continuar, porque es lo que nos encanta hacer y notamos que se produce una cosa muy fuerte cuando estamos en vivo, que es lo que más nos gusta hacer. Yo me fui a vivir a Córdoba y bueno todo lo vamos resolviendo. Eso me encanta, vamos fluyendo con las nuevas condiciones y todos estos años aprendimos un montón de cosas juntas. Primero cada una por sí misma y luego hacerlas en colaboración, en algo colectivo, la práctica y  el modo en que nos gusta vivir. 

LPM: Hablando de continuidad y de adaptación, ¿cómo se pasa del punk a la cumbia? o ¿cómo se construye esta Kumbia Queers con ese pasado punk? 

Pat: Siempre decimos que todas nos sorprendimos, porque a mí no me interesaba para nada. Pero de pronto lo que más nos interesó fue que nos dimos cuenta justamente ahí en La Plata en el Olga Vázquez. Alguien me mandó fotos del festival que hicimos en noviembre del 2006 y estaba Ali y Juana, que la conocimos ahí. Nos dimos cuenta que teníamos una atracción muy grande y eso nos llevó a que hubiéramos tocado cualquier estilo. Nos juntamos en enero del 2007 y alguien dijo ´bueno toquemos esto tipo cumbia´ y así empezamos. Pero lo que pasó es que realmente sabíamos que queríamos estar juntas. Ahimismo nos dijimos, nos vemos en México y fue fantástico. Conseguimos los modos y fue muy fuerte. Siempre digo que yo sigo teniendo un punto de vista muy punk para casi todo.Teniamos una escena más desaforada y esos  los 10 primeros años siguió. Ahora tenemos algunas bases que nos hacen un sonido más fuerte y más prolijo y también nos adaptamos. 

LPM : El Olga este año está cumpliendo 20 años de la recuperación del espacio y hay algo que atraviesa también además con las KQ que es la autogestión. Cómo fue esa decisión política de autogestionarse y cómo se sostiene?

Pat: En mi caso, fue siempre asi, desde cuando era punk que y conocí la palabra autogestión y conocí unos unas experiencias que leía a mitad de los 80, algo que no era muy común, esa palabra no existía, no estaba para nada difundido como posibilidad de hacer las cosas. Para mí fue una decisión política porque lo llevé a cabo a toda costa, armé una cooperativa de bandas punks en 1986, esa fue mi primera experiencia de autogestión y también ferias de fanzines. A partir de ahí hago exactamente lo mismo, sigo ese camino, mis compañeras también, marcadas cada quien por alguna situación, pero todas tenemos también la decisión política, no es algo forzado, es algo que nos encanta: nos encanta producir, nos encanta involucrarnos en nuestras cosas, que nadie tome las decisiones por nosotras, en las otras áreas de nuestra vida también. En nuestro caso una banda es como una práctica de la autogestión y también es una práctica de ensanchamiento de espacios de libertad autogestiva, cuantos más grupalidades haya con esas prácticas se va viviendo de otra manera.  Si nadie lo pone en práctica y queda solamente como una posibilidad, no es lo mismo. En argentina y en todas partes del mundo está lleno de grupalidades que generan cosas a pesar de todo. Entonces creo que esa práctica constante que ustedes también lo hacen, se levantan a esta hora a tener la radio, con todo lo que nos lleva. Son cosas que las hacemos porque nos gusta, porque queremos que el mundo cambie y porque de esta forma consideramos que es el camino. Para nosotras no es solo la decisión política, está cargada de todo este gusto que también nos da a hacerlo. Por eso estaremos ahí, por eso seguimos, por eso seguimos andando. 

LPM: Te agradecemos muchísimo la comunicación y nada ansioses por encontrarnos nuevamente este sábado acá en el Olga. Tocan a la medianoche. 

Pat: Sí, estamos súper contentas y muy agradecidas a Arte al Ataque. Sepan que vamos a estar ahí celebrando con ustedes, en un lugar tan querido, con tantas personas, con tantas amigues que tenemos por ahí. Estamos muy felices, vamos a ir a celebrar toda esta autogestión y resistencia. Un abrazo para todos ustedes, gracias.

Deja un comentario